Comparte esta Bendición

Su Bendición para Hoy

FIRMES EN LA SANA DOCTRINA

Publicadas por María Eugenia Pino Barros




Texto Base: 1Ti 4:1
Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;


Introducción
Pablo había encargado a Timoteo que pastoreara la Iglesia de Éfeso mientras el apóstol misionaba, con mucha anticipación Pablo le había advertido sobre la llegada a las congregaciones de los falsos maestro, "lobos rapaces vestidos de ovejas", con el fin de dispersar a las ovejas a través de enseñanzas satánicas. La orden que recibió Timoteo fue la de permanecer firme en la sana doctrina que había recibido, escudriñar cada día las Escrituras, enseñar a los demás la doctrina pura y enfrentar con valentía y autoridad a esos falsos profetas. Hoy, usted y yo somos Timoteo, y esa orden es para nosotros. No podemos evitar que la apostasía surja, pero sí podemos evitar que llegue a nuestras propias vidas y congregaciones.

EL CRISTIANO DEBE PREPARARSE EN CONTRA DE LA APOSTASÍA.
Responderemos a tres preguntas importantes:
I ¿QUÉ ES LA APOSTASÍA?

De acuerdo a lo que las Escrituras nos revelan APOSTASÍA es "Renegar y apartarse del camino verdadero." En Jn 14:6 leemos: "Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida...". Entonces apostatar es renegar de Jesús. Mt 10:33 dice: " Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también lo negaré delante del Padre que está en los cielos".
La apostasía puede abarcar dos aspectos separados, pero relacionados:
a) Una persona apostata cuando rechaza todas o algunas de las enseñanzas originales de Cristo o de los apóstoles. En el v1 de nuestro texto base, Pablo cuenta que el Espíritu Santo dice que algunos negarán la fe escuchando enseñanza desviada de la doctrina santa.
Ef 2:20 dice que "somos edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo."
b) También se cae en la apostasía de tipo moral, que es cuando el creyente deja de permanecer en Cristo y vuelve a hacerse esclavo del pecado y de la inmoralidad. Leamos en Is 29:13: "Porque este pueblo se acerca a mí con su boca y con sus labios me honra, pero su corazón esté lejos de mí y su temor no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado."
Mt 23:28 Jesús hablándole a los religiosos de la época:”
Así también vosotros por fuera,  a la verdad,  os mostráis justos a los hombres,  pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.


¿Qué,  pues?  ¿Pecaremos,  porque no estamos bajo la ley,  sino bajo la gracia?  En ninguna manera.  ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle,  sois esclavos de aquel a quien obedecéis,  sea del pecado para muerte,  o sea de la obediencia para justicia?
os de hipocresía e iniquidad.[...] Porque la paga del pecado es muerte,  mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro." Ro 6:15-16, 23
En el mismo libro, pero ahora en el 8:6-8


"Porque el ocuparse de la carne es muerte,  pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.   Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios;  porque no se sujetan a la ley de Dios,  ni tampoco pueden;  y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios."

Finalmente en Tito 1:16 "Profesan conocer a Dios,  pero con los hechos lo niegan,  siendo abominables y rebeldes,  reprobados en cuanto a toda buena obra."

II ¿QUIÉNES APOSTATARÁN?

1.- Serán de aquellos que una vez participaron de la salvación y gustaron de ella y sus beneficios. Lamentablemente es lógico, no pueden negar la fe aquellos que nunca la han tenido. Un apóstata hoy fue un cristiano ayer. Leamos más pasajes bíblicos: Mt 24.24 “..." ¿Se da cuenta? Si es posible, aun los escogidos seguirán estas doctrinas demoníacas al ser engañados. En He 3.12-14 Pablo exhorta a la iglesia: "...” El apóstol nos insta a permanecer fieles en lo que hemos creído de las Escrituras, también es nuestro deber exhortarnos mutuamente de tal manera que nos cuidemos los unos a los otros para no caer ni apartarnos del Camino que es Cristo.

2.- Los que no amaron la Palabra de Dios.
Mt 22.29 leemos las palabras de Jesús a los saduceos:"Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios(...)” El desconocimiento de la voluntad de Dios descrita en la Biblia nos lleva a cometer errores que suelen causar mucho daño a la obra del Señor, En Mr 12.10 leemos cuando el Señor reprende a algunos por su ignorancia de las Escrituras y del cumplimiento de las profecías, diciendo: “¿Ni aun esta escritura habéis leído (...)?"
Éstos por su falta de amor a la Palabra de Dios no la escudriñan, por ellos su crecimiento es más tardío. Está comprobado que un niño mal alimentado tendrá problemas con su crecimiento, será debilucho, será un campo fértil para las enfermedades, incluso su inteligencia será disminuida. De la misma manera, aquel que no alimenta su vida espiritual con la palabra divina tendrá problemas con su crecimiento espiritual, será un debilucho y Satanás habrá encontrado un campo fértil para sembrar su cizaña. Es tan fácil dar vuelta a los que no tienen raíces por la Palabra. En He 5.11-14 Pablo dice: 
Acerca de esto tenemos mucho que decir,  y difícil de explicar,  por cuanto os habéis hecho tardos para oír. Porque debiendo ser ya maestros,  después de tanto tiempo,  tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios;  y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche,  y no de alimento sólido.  Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia,  porque es niño;   pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez,  para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal
Aparte de la inmadurez espiritual, la falta de aprecio a la palabra santa les lleva a una indiferencia respecto de las advertencias del E. Santo contra la carnalidad. Cuando se haga el tiempo, lea , por favor, el capítulo 23 del evangelio según San Mateo: allí encontrará graficada esta indiferencia y endurecimiento de corazón de los escribas y fariseos. Ya hemos leído en los cc 6 y 8 de Romanos acerca de que el vivir según la carne nos hace esclavos del pecado y como Cristo ya nos liberó de esa esclavitud es absurdo volver a ella.

3.- Los que prestaron atención a doctrinas de demonios y a espíritus engañosos. En Hch 26.29-30 el mismo Pablo dice:
"Y Pablo dijo:  ¡Quisiera Dios que por poco o por mucho,  no solamente tú,  sino también todos los que hoy me oyen,  fueseis hechos tales cual yo soy,  excepto estas cadenas! Cuando había dicho estas cosas,  se levantó el rey,  y el gobernador,  y Berenice,  y los que se habían sentado con ellos;" 
Por supuesto, en un principio el desliz es tan suave que casi es imperceptible, pero a medida que aumenta el desvío, ya es obvio para los demás. En 2Co 2.17 Pablo habla acerca de los que se benefician falsificando la Palabra de Dios, para sorpresa de muchos, no hay inocencia al respecto, este tipo de persona no yerra, sino que voluntariamente adultera el mensaje divino. ¡Ay, Señor, cuán grande es la condenación que les espera!

III ¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS PARA LOS APÓSTATAS?

En Mt 12.22-36 leemos acerca de la blasfemia contra el Espíritu Santo, Jesús dice que no hay perdón para el que comete este pecado. Si se ofende a tal grado al Santo Espíritu de Dios, si la vida en Cristo es tan pobre , si desoímos la voz de Dios, advirtiéndonos en contra de la carnalidad, y si además nos vamos en pos de doctrinas opuestas a la enseñada por Cristo, ¿qué podríamos esperar sino que el Espíritu Santo se aleje de tal excreyente? Y si el Espíritu se va ¿quién convencerá de pecado al pecador?, ¿quién le 1levará arrepentimiento? ¿quién le guiará a toda justicia? Si no hay convicción de pecado, no hay arrepentimiento; si no hay arrepentimiento, no hay perdón de pecados; si no hay perdón, no hay salvación. Por lo tanto, la gran consecuencia de la apostasía, de apartarnos del Señor, es la condenación eterna. He 6:4-6 
Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial,  y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo,  y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero,  y recayeron,  sean otra vez renovados para arrepentimiento,  crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.
 
IV ¿COMO PUEDO YO SER LIBRADO(A) DE LA APOSTASÍA?

1.- Consagración al Señor. Consagrarse es apartarse para Él. Esto no significa dejar abandonados a la familia y a los deberes de esta tierra. Significa que Dios, y solamente Dios rige mi existencia. 
Buscad a Jehová mientras puede ser hallado,  llamadle en tanto que está cercano.
Isa 55:7  Deje el impío su camino,  y el hombre inicuo sus pensamientos,  y vuélvase a Jehová,  el cual tendrá de él misericordia,  y al Dios nuestro,  el cual será amplio en perdonar. 
Is 55.6-7 

2.- Estudiando diariamente en oración las Escrituras
 Jn 5:39 "Escudriñad las Escrituras;  porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna;  y ellas son las que dan testimonio de mí;"

Imitemos a los famosos hermanos de Berea quienes después de escuchar las palabras de Pablo investigaron inmediatamente en las Escrituras para ver si lo que el apóstol decía era así. Hechos también nos habla de Apolos que "era varón elocuente, poderoso en las Escrituras." Timoteo fue enseñado en las Escrituras desde niño a través de su madre y de su abuela. Conozcamos al Dios que servimos, y las vías más directas son 1a oración y las Escrituras.

3. - Trabajando los dones entregados a cada uno y a la iglesia.
1Jn 4.1 "Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo."

De todos los que hemos sido recogidos por Dios, no hay ninguno que esté desnudo, Dios no manda a la guerra sin darnos antes todos los implementos para permanecer hasta el final en victoria. Desgraciadamente, la mayoría de los cristianos viven una lamentable existencia en derrota, porque no tienen la más mínima idea de la autoridad y poder con los que los cristianos hemos sido investidos, y todo esto ¿por qué? porque no conocemos las Escrituras.

4.- Enseñando a los hermanos la sana doctrina. Es tan importante este punto que el apóstol Pablo no se cansaba de decirlo a sus discípulos. Leamos algunos versículos al respecto:

1Ti 4:6-11 "Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.
Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad; porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.
Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida por todos. que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.
Esto manda y enseña." ;
2Ti 2:2 "Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.”

2Ti 4:1-2 ".Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina." ;

Tit 2:1 "Pero tú habla lo que esté de acuerdo con la sana doctrina."

5.- Denunciando la obra del enemigo. Lamentablemente, Satanás ha tenido engañada a una parte del Cuerpo de Cristo, por miedo a caer en el autoritarismo se ha tendido a eliminar la santa disciplina que regía en la iglesia primitiva. En la actualidad, a los hermanitos no se les puede decir absolutamente nada o de lo contrario se ofenden, y muchos líderes para no disminuir en número optan por hacer vista gorda a irregularidades e incluso pecados en las congregaciones. Con este sistema Satanás tiene las puertas abiertas para trabajar en las agrupaciones evangélicas, pero Pablo insta a desenmascarar al enemigo.

Tit 1:13-15 Este testimonio es verdadero; por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe, no atendiendo a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad. Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas.

Tit 2:15 "Esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad . Nadie te menosprecie."

Jud 1:3 "Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.”
CONCLUSIÓN : El Espíritu Santo nos anuncia claramente que antes de que se manifieste el inicuo –el anticristo- la apostasía surgirá dentro de la iglesia, cristianos sin raíces por no amar ni escudriñar las Sagradas Escrituras , prestarán atención a doctrinas de demonios que falsos maestros se encargarán de difundir. El Señor con mucha anticipación nos viene anunciando la apostasía para que nos preparemos y no sea que nosotros vayamos a ser engañados por descuidar la Palabra. Pablo, Juan y Pedro hablan constantemente de cuidar la sana doctrina y perseverar en la Palabra para luchar contra Satanás, sus falsos maestros, y la apostasía. En este instante, el Espíritu Santo le está hablando a usted:

Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.”  2Jn 8.